Tacógrafos digitales: La regla del minuto

Desde que se introdujeron los tacógrafos digitales en la industria del transporte, una de las cosas que más preocupaciones trajo fue la legislación en la que se estipulaba que cualquier minuto en el que hubiera habido 5 segundos de conducción, sería registrado como minuto de conducción, esto fue un problema hasta que el 1 de octubre de 2011 se aprobó Reglamento (UE) n.º 1266/2009, donde se establece la conocida como “Regla del minuto“.

¿Qué es la regla del minuto?

La “regla del minuto” en los nuevos tacógrafos digitales consiste en el redondeo de la lectura y registro, dentro del mismo minuto, en favor de la actividad que más se haya llevado a cabo en un período. Es decir, dado un minuto cualquiera, se considerará que todo el minuto será de un mismo tipo de actividad, concretamente la que haya tenido lugar de forma continuada y durante más tiempo durante ese minuto.

Por ejemplo, si se conduce durante 25 segundos y se descansa durante los 35 segundos restantes, el tacógrafo no registrará esos segundos de conducción.

Gracias a esto, los conductores pueden optimizar su tiempo de conducción y trabajo gracias a que dicha regla permite, por ejemplo, cambiar la posición de estacionamiento de un vehículo sin interrumpir un descanso, siempre y cuando se tarde menos de 1 minuto en hacerlo.

De este modo, un conductor que se dedique a tareas que necesiten múltiples paradas como lo portacontenedores en los puertos o los vehículos de obras públicas, salen muy beneficiados con esta regla que les permitirá así ahorra minutos de tiempo de conducción.

¿Cómo aplicar la regla del minuto?

Desde que se introdujo la regla del minuto para los tacógrafos digitales, la única forma de poder aprovecharla era sustituir el tacógrafo digital por uno nuevo con esa funcionalidad, pero ahora existe un dispositivo en el mercado que ayuda a la correcta aplicación de los tiempos de conducción, pausas y descansos, su nombre TachoTimer2

 

Tacógrafos digitales. TachoTimer2.

Con TachoTimer2 los conductores pueden gestionar una conducción de 29 o 58 segundos sin la interrupción de sus tiempos de pausas o descansos.

 

 

 

Guardar